Bien describía Franz Kafka en su carta al padre, la delicada y determinante situación que una familia vive a la hora de la comida, no solamente por la convivencia que se da en este momento, sino por los hábitos y costumbres que los padres nos inculcan al realizar esta placentera actividad. Desde la manera de sentarse, la manera de ingerir los alimentos y cómo referirse a otros durante la hora de la comida, hay muchos valores e incluso rituales que nuestra familia nos hereda en al sentarnos en la mesa con ellos.

Un hábito muy importante y que debe tratarse con mucho cuidado es el de la higiene a la hora de consumir y preparar los alimentos, esto es algo que se quedará impregnado en la mente de los niños que vayan rodeando la mesa del comedor.

Una de las cosas más importantes a cuidar al momento de la comida, es la higiene del lugar en donde vamos a ingerir nuestros alimentos, debe ser un espacio despejado para que solamente haya comida, limpio y libre de insectos o cualquier otro animal que pudiera estar compartiendo el espacio con nosotros. Debemos recordar que los animales, desde los perros hasta la más rara mascota, tienen sistemas muy distintos a los nuestros, funcionan bajo diferentes estándares y muchas veces las maneras de funcionar de los organismos animales, no son saludables para los humanos.

Otra muy importante es la higiene con la que cada integrante ingiere sus alimentos. Es bastante recomendable que todos lleven las manos limpias, libres de gérmenes y en ocasiones y hogares muy estrictos, las uñas largas y el cabello peinado, esto para algunos sonaría como algo exagerado, sin embargo, debajo de las uñas largas pueden ocultarse cientos de gérmenes que sin darnos cuenta nos transmiten enfermedades gastrointestinales que nos pueden llevar a una fuerte deshidratación e incluso a la muerte.

Por último y sin embargo el más importante, es la higiene a la hora de preparar los alimentos, no es recomendable para la salud utilizar alimentos caducos o de dudosa procedencia, la cocina debe estar limpia, pero si la comida no está lavada o desinfectada, lo mismo dará. Las verduras y vegetales, así como las frutas, deben estar muy bien lavadas o desinfectadas, hay frutas como las fresas que de no estar bien lavadas, nos pueden acarrear enfermedades muy graves. En el caso de comer carne, debe estar previamente refrigerada, no debe tener olores fétidos y mucho menos moscas o gusanos. Increíblemente una comida echada a perder o sucia, nos puede matar casi inmediatamente.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.