En fechas decembrinas, es muy común escuchar que la gente diga lo mucho que come y qué tanto se quiere poner a dieta para bajar las cenas navideñas. Pero no solamente pasa en estas fechas, la gente por lo general piensa que la mejor manera de bajar de peso o mantenerse en forma es dejando de comer o comiendo sólo cosas sin grasas. Esto es mentira, ya que un cuerpo en forma no solamente depende de perder masa corporal, sino de tener un buen funcionamiento.

Pareciera que es muy difícil y tedioso empezar a hacer actividad fisica, ya que en lugares como los gimnasios, nos dicen que si queremos ejercitar varias partes del cuerpo vamos a necesitar las pesas, la escaladora, la barra, la caminadora, etc., lo que no nos dicen es que la solución es mucho más fácil y barata que la que nos ofrecen. La bicicleta es tal vez uno de los mejores aliados en la salud humana.

Últimamente vemos que en las ciudades comienza a implementarse una serie de establecimientos de préstamo de bicicletas para los transeúntes, cada vez se nos alienta más a utilizar la bicicleta como medio de transporte y ejercicio y no es sorpresa, el usarlas nos puede dar muchos beneficios.

En principio, podemos hablar del beneficio económico que representa salir en bicicleta, si acostumbramos a salir en coche, el ahorro es muy notorio, no debemos gastar en gasolina, ni en aceite o balance de los niveles, nos evitamos mucho estrés que se libera cuando vamos manejando y no tenemos que estar buscando un lugar de estacionamiento en una ciudad en la que cada vez más parece que hay tantos coches como personas.

Hablando de los beneficios que le da a nuestro cuerpo, está el deportivo. La bicicleta así como la natación son dos deportes muy completos, tal vez los más completos ya que nos ayudan a ejercitar cada una de las partes de nuestro cuerpo, desde el cerebro hasta las pantorrillas podrán ponerse en marcha con esta bella actividad deportiva que también nos puede ayudar a conocer muchos lugares sin el cansancio de las caminatas.

Hay beneficios ecológicos también, ya que evidentemente andar en bicicleta no contamina, y no solamente eso, sino que cada vez que alguno de nosotros decidimos usar bicicleta, ayudamos a que se descongestione el tránsito de los vehículos motorizados evitando la contaminación excesiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published.