Las mascotas son, sin duda una de las mejores compañías que el humano puede tener. No solamente son responsabilidades, sino que una de las partes más gratificantes es recibir el afecto y cariño que cualquier mascota nos puede brindar. Es de pensarse antes de decidirse a tener una mascota, hay que pensar en muchas cosas que podemos o no podemos hacer para darles una buena calidad de vida.
Las mascotas, como los humanos, tienen diferentes tipos de personalidades, así como cambia la manera de cuidarlos dependiendo de qué tipo de mascota sean. Pero sea la que sea, debemos tener en cuenta que necesitan higiene y cuidados tal y como nosotros lo necesitamos, por lo que debemos tener en cuenta muchas cosas para el cuidado de nuestras mascotas.  Boy Kissing Dog
Generalmente de la mascota que las personas llegan a quejarse más, es de los perritos. Estos tienen en general, actitudes que pueden desesperar a quienes no están listos para aguantar a un animalito activo, en ocasiones muy sonoro y travieso. Dependiendo de la complexión de nuestro perrito y de su pelaje, necesitará cuidados distintos. En el caso de ser un perrito peludo, es necesario tener en cuenta que como los animales más salvajes, tienen épocas de muda de pelo, cada seis meses nuestro perrito empezará a sacar un pelo más grueso o más delgado para adaptarse al clima que entra, por lo que es importante mantenerlo bañado, pero más importante, cepillarlo regularmente, esto para evitar que vaya dejando pelitos por los muebles y en alfombras. Es importante que si el perrito cuenta con un espacio dentro de casa o departamento para hacer sus necesidades, no dejemos de limpiar con cloro y detergentes que impidan la formación de bacterias dañinas para el ser humano, la limpieza diaria es indispensable.
En cuanto a los gatitos, los cuidados suelen ser menos ya que son animalitos muy limpios, ellos mismos se bañan y tienen un lugar en donde hacer sus necesidades, lo que necesitamos tener en cuenta con los gatitos es que tenerles limpio el arenero es lo que impedirá que hagan del baño en lugares que no corresponden, así como pensar en que son trepadores y si dejamos algún alimento descubierto, pueden ir a probarlo, y no por maldad, sino porque su instinto así se los dicta.
Con peces y tortugas, el cuidado es mucho menor pero más delicado, ya que debemos tenerles a una temperatura específica el agua, eso sí, debemos limpiarlos mínimo una vez cada dos semanas.
Es importante evitar adoptar o comprar una mascota sin estar al tanto de sus cuidados y de lo que implica tener a ese ser a nuestro cuidado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.