Hoy en día es más común de lo que quisiéramos, el escuchar en todos lados que el estrés es la nueva enfermedad del siglo, también lo llaman “el enemigo silencioso” ya que puede atacarnos sin que si quiera nos demos cuenta de lo que está pasando.

Muchas veces no sabemos que hay dolencias corporales causadas por el estrés estamos acostumbrados a que si algo del cuerpo nos duele, nos tomamos una medicina que con suerte nos quitará el dolor temporalmente, en lo que nos da tiempo de hacer otras cosas.

Es por esto que es muy importante saber qué causa el estrés y los síntomas del mismo, esto porque el estrés ocasiona desgaste físico que nos puede llevar a enfermedades y padecimientos más peligrosos.

Es importante tener en cuenta que debemos cuidar cada aspecto de nuestro cuerpo, desde si sentimos una ligera molestia hasta si sentimos un profundo malestar y dolores, no dejar para después nuestros padecimientos y tener en cuenta que cada dolencia está tratando de decirnos algo sobre nuestro estado de salud.

Las personas que trabajan durante muchas horas, piensan que lo mejor por hacer es tomarse un multivitamínico que les ayude a ocultar el cansancio, estos suplementos son aparentemente una excelente opción para la vida del empresario o empresaria apabullados por las tareas y jornadas laborales, para estas personas generalmente no existe el momento de relajación, al contrario, deben sacarle jugo a cada momento al máximo.

Esto es muy peligroso ya que cuando nuestro cuerpo nos esté pidiendo descanso, es porque lo necesita, no porque lo que quiera sea un multivitamínico que saque energías de donde no las tiene para rendir por tiempo que no puede.

Las vacaciones son muy importantes para las personas que viven bajo el estrés no solamente laboral, sino de mantener una casa con hijos o mascotas, el estrés puede desembocarse hasta de la más mínima relación interpersonal.

Tener tiempo para nosotros mismos es muy importante, se le subestima mucho porque aparentemente no genera ninguna ganancia, pero una jornada para complacer a nuestros cuerpos y espíritus, puede ser mucho más retributiva de lo que parece. Descansar en una casa de campo, en un hotel e incluso en un campamento, lejos del estrés, nos puede ayudar a aumentarle años a nuestra vida, darnos un tiempo para estar solamente descansando, alimentándonos bien, comiendo a nuestras horas, es algo que a nadie le cae mal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.