Muchas veces las personas que viven solas en una casa o en un departamento pueden llegar a sentirse solas por la falta de compañía ya sea humana o animal. A pesar de que por el contrario, a muchas personas les llama la atención la soledad por ser un espacio de reflexión y autoconocimiento, a muchas otras les aterroriza la idea de encontrarse solos.

Es por esto que muchas personas, al no tener nadie con quien compartir sus momentos de alegría y tristeza, optan por obtener una mascota, de esta manera se sienten acompañados y más tranquilos ya que muchas personas tienen la creencia de que los animales pueden incluso alejar a los malos espíritus, por lo que tener a uno cerca de ellos les hace sentir cómodos, tranquilos y con una mejor calidad de vida.

Uno de los animales que las personas más eligen como compañeros de vida son los gatos. Uno se puede preguntar por qué siendo los perros conocidos como “el mejor amigo del hombre” alguien escogería tener de compañía un gato y no un perro. Es muy sencillo, los gatos son animales un poco más independientes para sobrevivir que los perros.

Los pros de tener un gato con nosotros es que en su mayoría, los gatos gustan mucho de la compañía humana, a pesar de que hay algunos que no dejan mucho lugar a caricias y arrumacos, siempre podremos ver a nuestro gato por ahí sentado en un sillón, viendo por una ventana o sentado en nuestras piernas ronroneando y pidiendo un poco de atención.

Otra cosa importante a favor de los gatos es que no necesitan que se les limpie cada vez que hacen sus necesidades, tendrán su arenero y bastará con que nosotros lo limpiemos cada dos o tres días para que el gato no se haga fuera de su caja. Los gatos se bañan solos y mantienen a otros animales como las ratas, ratones e insectos fuera de nuestras casas ya que ellos son cazadores por excelencia.

Los contras en realidad son pocos y dependen de cada una de las personas, esto es porque existen muchas personas que son alérgicas al pelo de los gatos, lo que les provoca episodios de alergia muy graves y en algunos casos, asma. En las embarazadas y las personas con sistemas autoinmunes débiles, la popó de los gatos puede ocasionar una enfermedad muy grave llamada toxoplasmosis que puede llegar a ser mortal.

Todo es cosa de saber si somos alérgicos o no y principalmente tener en cuenta que antes de comprar una mascota, adoptar un gato de un refugio es una mejor opción y ayudamos a reducir la población de gatos callejeros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.