Buscar una mejor calidad de vida es un concepto relativamente moderno con el cual se tratan de definir las condiciones de vida en las que es posible contar con todo lo necesario para desarrollarse plenamente como individuos y contar con las circunstancias y herramientas para acceder a más y mejores oportunidades. El término es muy amplio y engloba más aspectos que el económico, ya que impacta en todos los aspectos de nuestra vida.

Como es costumbre en la actual tendencia a subdividir y clasificarlo todo, el concepto de calidad de vida puede estudiarse desde diferentes perspectivas, dependiendo del enfoque particular en que uno deseé concentrarse. En esta ocasiones diremos un par de palabras con respecto a la calidad de vida laboral.

En un primer acercamiento, podría pensarse que contar con una buena calidad de vida laboral implica exclusiva o principalmente el aspecto monetario y tener una jornada no mayor a ocho horas diarias. En parte es cierto, aunque existen otros factores que también deben ser tomados en cuenta cuando se está hablando de mejor calidad de vida laboral.

Un aspecto que decididamente influye en el ánimo de los trabajadores son los condiciones en que éstos desempeñan sus tareas diarias. Contar con el equipo adecuado y que funcionen correctamente es muy importante, como lo es también el aseo y el mantenimiento general del lugar de trabajo. Por el contrario, unas instalaciones deficientes y equipos obsoletos o que no sirven para hacer ciertas tareas específicas mina la moral y el estado de ánimo de los trabajadores. Pero eso no es todo.

También debe tomarse en cuenta que el trabajador necesita participar de las decisiones que se toman en la empresa, no tanto en un sentido operativo o corporativo, sino desde un punto de vista del desarrollo personal. Se trata de que los empleados tengan un nivel de confianza en cuanto a las tareas que desempeñan y el mejor modo de llevarlas a cabo, siempre que los resultados coincidan con los objetivos de la empresa, tanto parcialmente como totales.

En lo personas, es importante que los trabajadores puedan establecer un vínculo entre sus objetivos personales y los objetivos de la empresa. De este modo será más sencillo involucrarlo en la resolución adecuada de los problemas que se les plantean día con día, al mismo tiempo que se fomenta su espíritu de participación. Sobre todo, hace que el trabajador se sienta parte de algo importante y que obtiene beneficios por ello, más allá de un ingreso mensual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.