España es uno de los lugares en donde más se reportan infartos a nivel mundial, cada año 24 mil personas sufren de un infarto de cualquier tipo, sea que se recuperen del mismo o no. Como todos los accidentes, estos episodios suceden (no solamente en España) fuera de los hospitales, en el lugar que menos nos imaginamos, dejándonos muchas veces sin saber qué hacer ante el episodio. Es por esto que España decidió implementar la instalación de desfibriladores en espacios públicos.

Por increíble que pudiera llegar a parecer, muchas personas no saben si tienen problemas cardíacos hasta que ya es demasiado tarde, lo que causa que muchas muertes que se pudieron haber previsto, terminen con la vida de muchas personas. Las personas que han sufrido de ataques cardíacos han tenido que pasar por momentos de agudos dolores y desesperación, ya que desde que se hace la llamada de emergencia hasta que llegan los rescatistas, puede ser una eternidad en una ciudad sobre poblada.

Cuando las cifras arrojadas dieron los terribles resultados de que apenas el cinco por ciento de las personas que sufren un ataque logran sobrevivir, las autoridades decidieron poner manos a la obra para darle solución a un problema que no solamente se trata de salud, sino de efectividad en respuestas a los llamados.

Así fue que empezó el alza en la venta de desfibriladores; las autoridades empezaron a equipar sus espacios públicos con cientos de estos aparatos que, estando a la mano del ciudadano común, podían salvar de la muerte a los pobladores de España.

Evidentemente las máquinas que se ofrecían al uso del público debían ser aquellas que todas las personas pudieran y supieran utilizar, entonces la venta de desfibrilador automático externo se disparó por ser el más sencillo de utilizar por el ciudadano que no tiene conocimientos médicos. Todas estas maquinarias tienen instructivos y sencillos botones de operación que ayudan a que en caso de emergencia cualquier persona pueda acercarse y ayudar; hoy en día cientos de vidas han sido salvadas gracias a esta medida.

¿Dónde? Centros comerciales, plazas públicas, lugares de trabajo, entre otros sitios fue en donde se colocaron la gran mayoría de estos aparatos, ya que la mayor afluencia de pobladores se concentra en estos puntos estratégicos.
Siempre es importante no desdeñar la importancia de una revisión periódica a nuestro corazón: podemos ser jóvenes y atléticos y aún así estar a expensas de un ataque cardíaco debido a ciertos estilos de vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.