0

Cómo elegir la cama de tus sueños

July 19th, 2014 / / categories: calidad de vida /

No he conocido a alguna persona que sienta que la comodidad de su cama es un tema irrelevante. Todos: niños, adultos, jóvenes, ancianos e incluso nuestras mascotas siempre buscamos el lugar más acogedor y cómodo para descansar, porque precisamente el lugar en el que vamos a dormir es para eso: para descansar.

No es noticia nueva que un buen descanso ayuda a que una persona esté de mejor humor, rinda mejor en sus labores diarias e incluso esté de mejor humor, es por esto que escoger el colchón más indicado para nosotros debe tomarnos tanto tiempo como escoger los zapatos que mejor nos calcen.

La Fundación Norteamericana del Sueño sabe lo importante que es que una persona logre descansar cuando duerme, por lo que han recomendado que aparte de una buena cama, siempre haya un ambiente fresco y tranquilo en donde intentamos descansar. Estos son los principales consejos que hoy le ofrezco a usted, descansado lector, para escoger la mejor cama:
Son cuatro los elementos fundamentales para un buen descanso: una buena base, un buen colchón, una buena almohada y un buen juego de cobijas.

  1. Máximo cada diez años debemos hacer un cambio de colchón, ya que es este el tiempo estimado de vida útil que tiene cada uno de ellos.
  2. ¿Cama matrimonial? Base matrimonial ¿Cama individual? Base individual. Esto es muy importante para la vida de nuestro colchón, ya que una base que no le ajuste puede deformarlo mucho tiempo antes del prometido.
  3. Los colchones ideales tienen 15 centímetros de grosor, 10 centímetros más que nuestra estatura, 80 centímetros de ancho para camas individuales y 135 para camas dobles.
  4. Una buena almohada hace la pareja perfecta de un buen colchón. La almohada que sostenga nuestra cabeza debe adaptarse bien al volumen de nuestra cabeza, longitud del cuello y anchura de hombros. Ni demasiado alta ni demasiado plana y un tip extra: no coloque sólo su cabeza en la almohada, intente colocarla justo por encima de su hombro para que sostenga el cuello completo y la cabeza.
  5. Los colchones en oferta son una oferta irrechazable, pero no nos dejemos ir, antes de comprar tenemos que fijarnos en que el colchón realmente cumpla con nuestras necesidades, y no por estar barato compremos algo que no nos va a servir más adelante; recordemos que a veces lo barato sale caro y con nuestra salud no debemos escatimar.
  6. Las cobijas también deben ser del tamaño de nuestro colchón; cobijas demasiado grandes o demasiado pequeñas pueden hacerse bolas en la madrugada y no dejarnos descansar correctamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.