Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Muchos solemos confundir la cantidad de sueño con el buen descanso pensando que podemos dormir 8 horas diarias y sentirnos como recién nacidos en la mañana; es por eso que cuando después de una jornada de sueño de 8 horas (o 10 en fines de semana) despertamos sintiéndonos peor que cuando nos recostamos no entendemos qué pasó si seguimos los consejos de la abuelita “de pe a pa”; un cuarto oscuro con la temperatura adecuada y con el menor ruido posible considerando que muchos vivimos en una de las ciudades más pobladas del mundo.

Pero hoy ya no es tan sencillo empezando porque muchos vivimos en departamentos en los cuales siempre hay un vecino que gusta de desvelarse escuchando su nuevo estéreo con doble woofer incluido. Pero existen elementos aún más comunes y dentro de nuestro control que nos están mermando el descanso sin que lo notemos y “The Hufftington Post” se ha encargado de enlistar los 5 ítems que nos impiden caer rendidos ante Morfeo.

insomnio

Smartphones

“Es para despertarme”, “¿Qué tal si le pasa algo a mi mamá y no escucho el teléfono?”, “Es para leer las noticias al despertar”. Hoy en día muchos dependemos de nuestro celular de tal forma que dormimos con él debajo de la almohada y claro, si tenemos encendido el Wi-fi nos llegan notificaciones incluso de madrugada, lo que nos despierta a cada momento interrumpiendo el descanso profundo. La mejor idea es desactivar las notificaciones innecesarias de madrugada (que deberían ser todas) y dejar el celular en otro cuarto con el volumen a todo lo que da para no perder la alarma.

Trabajo

Ya sea escrito, virtual o mental este debe quedar completamente fuera de la habitación así como entramos en ella. Muchas personas piensan que lo mejor es trabajar en cama hasta quedarse dormidos, sin embargo nuestro cerebro es muy poderoso y asocia poco a poco nuestra cama con el trabajo, lo que obviamente, nos quita el sueño.

malos habitos al dormir

Mascotas

Es doloroso, tal vez al principio no se acostumbre, rasquen la puerta, lloren y ladren, pero tendrán que acostumbrarse porque en esta realidad ni nosotros descansamos ni ellos porque todos al dormir nos movemos y eso incomoda al otro ser. También es común que quienes duermen con mascotas se despiertan sin darse cuenta pues cada vez que ven o escuchan algo raro se alertan y nosotros también, solo que no siempre estamos plenamente conscientes para recordarlo, pero nuestro organismo sí.

Libros

No hay una mejor sensación que la de estar leyendo el libro favorito en una noche de lluvia solamente con una lámpara prendida y debajo de las cobijas hasta que por fin el sueño nos derrota… esta es también una mala costumbre que nos puede quitar el descanso, pues en ocasiones sucede que es tan emocionante lo que estamos leyendo que ya sentimos los ojos a punto de cerrarse pero no queremos parar, incluso la lectura afecta nuestros sueños, por lo que en realidad no tenemos tiempo de desprendernos de la conciencia.

Comida

Muy importante no tener comida en el cuarto principalmente por la higiene. La comida es muy deliciosa y sí, es uno de los placeres que acompañan muy bien al sueño, sin embargo, volviendo al poder de la mente, antes de irnos a dormir guardamos un registro del lugar en el que cerramos los ojos y si es un lugar tirado, no nos deja descansar, aparte de que las migajas en la cama y los bichos que se forman son la pesadilla ideal.

comer en la cama

El descanso es importante para que estemos en buenas condiciones físicas y emocionales; una persona que no descansa bien está irritable, no puede manejar bien sus asuntos laborales, se la pasa el día cansado y no digiere bien la comida. Pongamos más atención en nuestros hábitos de sueño para poder descansar y no solamente dormir.

Los invitamos a seguir leyendo: Mentes creativas en cuartos desordenados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.