La falta de higiene, el estrés, los accidentes y algunas enfermedades pueden debilitar nuestros dientes y hacer que se caigan o se fisuren ocasionando la muerte del nervio. Cuando perdemos un diente “de hueso” no vuelve a crecer y deja un hueco que más que lucir desagradable, puede ocasionar que la dentadura se mueva y debilite ante la falta de una pieza, para solucionar esta situación se encuentran el implante dental que puede restaurar la apariencia y funcionalidad del diente perdido.

Una vez que hemos perdido una pieza dental se recomienda reemplazarla lo más pronto posible, existen varias opciones como un puente fijo, una corona o un diente falso sostenido con alambres unidos al diente cercano, esto funciona si aún se conserva una capa o pedazo del diente remanente; sin embargo si el diente ha desaparecido o está muy dañado, es necesario realizar una endodoncia y colocar un implante dental que reemplace al diente. Este proceso solo puede ser realizado por un cirujano plástico certificado especializado en cirugía maxilofacial.

El implante dental es un elemento metálico que se coloca en el maxilar mediante una intervención quirúrgica para la que sólo se aplica anestesia local. La función del implante es cubrir la raíz del diente, de modo que posteriormente se coloque una corona fija con la misma función del diente.

El implante se fusiona con el hueso mandibular en un plazo de entre 3 y 6 meses dependiendo de las características del paciente. Es un método permanente que se utiliza especialmente en los casos en que no hay piezas del diente remanente para colocar una corona ni un diente cercano apto para fijar un puente. En los casos de pacientes con dentaduras débiles no se recomienda un puente pues este debilita los dientes al ejercer presión.

En otros casos se pueden colocar dentaduras completas cuando el paciente ha perdido todos sus dientes: se colocan algunos implantes dentales para anclar la dentadura postiza, de modo que será más sólida, funcional y duradera.

El costo de los implantes dentales

El procedimiento es costoso pues requiere de un cirujano maxilofacial experto, algunos análisis de imagenología y muchas visitas al consultorio. La endodoncia, procedimiento inicial es un poco molesta, ya que requiere de punciones sobre el nervio para matarlo y escarbar sobre la encía para colocar el implante, sin embargo es el método más duradero y funcional para recuperar la sonrisa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.