A principios de año se anunció que se implementarían nuevas medidas para mejorar las condiciones de los trabajadores que decidan aprovechar sus creditos Infonavit para comprar casa, construir su vivienda en un terreno propio, ampliar, reparar o remodelar su vivienda, pagar una hipoteca o rentar una vivienda cuyo precio no supere el 25% del salario mensual y con un contrato de arrendamiento menor a 12 meses.

  • Créditos mancomunados. Los créditos Infonavit ahora podrán empatarse con los creditos Fovisste, es decir podrá pagarse una vivienda. La unión de ambas dependencias beneficiará a más de 400 mil derechohabientes quienes podrán buscar casas no sólo en los conjuntos habitacionales de Infonavit sino en desarrollos residenciales que inmobiliarias como construkom.com ponen a la venta con la facilidad de adquirir su casa mediante estos créditos.
  • Créditos en pesos. Los beneficiarios de créditos Infonavit probablemente hayan notado que en enero aumentó el saldo de su vivienda, esto se debe a que los créditos otorgados antes de febrero de 2015 se consideraban en salarios mínimos por lo que cada año se reajustaba el adeudo. A pesar de tratarse de créditos a tasa fija se daba un aumento anual en proporción a la inflación, sin embargo se adaptó la determinación de los créditos para que sean otorgados en pesos y no en salarios mínimos, lo que permitirá una tasa fija del 12% y un CAT anual del 10.5%. Con esto el acreditado sabrá cuánto debe, cuánto pagará mensualmente y podrá ver cómo disminuye su adeudo con la ventaja de que si el salario mínimo aumenta, su crédito no lo hará. Los acreditados que aún tengan su crédito valuado en función al salario mínimo podrán cambiarse gradualmente al tipo de crédito en pesos.
  • Cambiar la hipoteca. En cierto momento el acreditado podrá subrogar su hipoteca y cambiarla a la institución financiera que le ofrezca las mejores tasas de interés.
  • Exención de cobros. Los trabajadores con ingresos menores a los 2.6 salarios mínimos ($5,540) ya no tendrán que pagar el 3% que se cobraba por concepto de gastos de titulación, financieros y de administración. Esto significa un ahorro de $6,300 por persona.

Con estos nuevos beneficios es mucho más fácil adquirir una casa propia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.