Las mujeres con poco busto soñamos con tener una figura más estética y atractiva con la que podamos lucir escotes, vestidos y trajes de baño y atraer las miradas. El aumento de senos con implantes es la mejor opción para obtener una figura más atractiva, busto firme y un tamaño adecuado con el resto de nuestro cuerpo. Aquí hablaremos sobre todo lo que solemos preguntarnos sobre los implantes de seno.

¿Me conviene ponerme implantes de seno? ¿Cuál es la mejor alternativa de aumentar mis senos? ¿Cómo lucen los implantes? Son muchas las preguntas frecuentes que pasan por nuestra mente y nos hacen buscar información por todos lados antes de tomar la decisión final. Además de investigar en Internet, se recomienda la asesoría de médicos especialistas en cirugía plástica como: http://www.medicoplastica.com que le darán la información más real y adecuada a su caso particular.

¿Para qué sirven los implantes?

Para aumentar el tamaño de los senos, reconstruirlos después de una cirugía de cáncer de mama o una lesión y para corregir defectos del desarrollo o de cirugías anteriores.

¿Quedaré satisfecha con los implantes?

Diversos estudios han demostrado que la mayoría de las pacientes que han solicitado implantes para aumento y reconstrucción de los senos han quedado satisfechas con los resultados de la cirugía.

¿Cuántos tipos de implantes hay?

La FDA ha aprobado 2 tipos de implantes: los rellenos con solución salina y los de silicona, ambos varían en tamaño, grosor, forma y están cubiertos por una capa exterior de silicona.

¿Existen riesgos por un implante de busto?

Los implantes son sometidos a pruebas rigurosas para brindar una garantía de seguridad y eficacia, sin embargo algunos de los riesgos son: contractura capsular, dolor en los senos, rotura o desgarros en la cubierta (en implantes salinos), rotura asintomática (en implantes de silicona) y cirugías adicionales para reparar los daños.

La FDA nos dice 5 cosas que debemos saber sobre los implantes:

  • No son para toda la vida, cuanto más tiempo los lleve una mujer, mayores posibilidades tendrá de desarrollar alguna complicación que derive en una cirugía.
  • Debe revisar el tipo de implante que utilizará su médico y los rellenos del mismo, esto permite conocer mejor las precauciones, advertencias y medidas de seguridad para que puede alargar la vida útil de sus implantes y prevenir las roturas.
  • Hable bien con su cirujano, pídale que evalúe bien la forma, el tamaño, la textura y el sitio de incisión por donde se colocará el implante, además que le informe bien sobre las posibles complicaciones, prevención y formas en que podría afectar el implante a su estilo de vida.
  • Infórmese bien sobre los riesgos a largo plazo, especialmente a nivel reproductivo pues algunas mujeres han tenido dificultades con la lactancia o para quedar embarazadas.
  • Monitoreo, manténgase en contacto con su cirujano especialmente si presenta signos o síntomas inusuales o efectos colaterales; cada dos años puede realizarse chequeos de rutina con una resonancia magnética para detectar posibles rupturas y cada año debe realizarse una mamografía para detectar posibles signos de cáncer.

Tener implantes no quiere decir que debe vivir preocupada, pero sí que debe cuidar más sus senos y su salud general.

Leave a Reply

Your email address will not be published.