¿Sabías que 9 de cada 10 niños comen más alimentos ricos en grasa saturada que lo recomendado para su dieta diaria? Una situación que causa aún más alarma porque además estos niños no están alcanzando los niveles de vitamina D que requieren, por lo que muchos sufren de anemia y sobrepeso al mismo tiempo.

En España se realizó un análisis llamado Enalia respecto al perfil nutricional de la dieta de la población infantil y adolescente en España, estudio elaborado por el departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, en el que participaron más de 1,800 niños de edades de 6 meses a 18 años.

El exceso de grasa saturada o trans, de origen animal y de alimentos procesados como el pan industrializado, así como la dieta rica en hidratos de carbono y azúcar, han sido revelados en el análisis en el que se demuestra que 1 de cada 3 niños y adolescentes no alcanza la recomendación diaria en la ingesta de proteínas, vitaminas y minerales para tener un desarrollo saludable.

¿Consumes demasiada azúcar? 7 señales que lo confirman

Los niños de entre 4 y 8 años superan las dosis diarias recomendables de grasa saturada, que son de entre el 25 y 35% diario. Además, la deficiencia en vitamina D en niños y adolescentes ha incrementado debido a la falta de alimentos ricos en esta vitamina, pero también a la creencia  de que solo la exposición al sol es necesaria para la fijación del calcio y la  vitamina D.

Sin embargo los expertos en nutrición han explicado que es necesario que los niños y adolescentes consuman vitamina D a través de productos como los huevos, los lácteos, pescado y cereales enriquecidos.

Los menores también tienen déficit en folatos, vitamina E, calcio, yodo y magnesio, pero por el contrario, presentan un excesiva ingesta de sodio y azúcares, especialmente por el consumo excesivo en refresco y jugos industriales.

De cara al futuro es necesario brindar una dieta más adecuada a los menores, que facilite la adquisición de comidas más sanas para evitar enfermedades ocasionadas por una mala alimentación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.