La temperada de lluvias ha llegado a muchas regiones del país. Esas tardes calurosas han quedado atrás y ahora tenemos días nublados y lluviosos, perfectos para quedarse en casa a tomar una taza de café, aunque esta opción no siempre podemos llevarla a cabo o simplemente no es para todos. Hay quienes necesitan respirar el aire fresco o salir a hacer actividades sin importar las inclemencias del tiempo, es por eso que en esta ocasión presentaremos algunas soluciones para proteger espacios al aire libre y no perder ninguna oportunidad.

Si tienes un negocio la temporada de lluvias se puede convertir en una temporada muy baja, pero si cuentas con la infraestructura necesaria para garantizar a tus clientes que no se mojarán en ningún momento desde que bajan de su vehículo o llegan a tu comercio estamos seguros que tus ventas no disminuirán.

La mejor opción para considerar es colocar algún toldo de lona en tu local, claro todo dependiendo de la estructura del mismo, considera que los toldos además de servir de protección pueden ser un gran elemento complementario del estilo, además de ser ideal como medio de publicidad ya que podrás crearlo con los colores que identifican a tu marca, tu nombre resaltará y además puedes poner información de contacto, tus horarios o hasta alguna promoción permanente o información importante para comunicar a tus clientes.

El toldo en negocios se puede hacer de diferentes formas con base en las necesidades de cada establecimiento. Por ejemplo están los toldos con marquesina los cuales se caracterizan por contar con un cerramiento lateral lo que los hace ideales para terrazas o locales de comida ya que protegerá los alimentos.

También se pueden crear toldos tipo cofre o capotas, los cuales dan protección tanto al exterior del local como al interior, son ideales por si recibes de frente el sol y se vuelve incomodo para ti y tus clientes.

Los toldos con brazos invisibles son útiles si no quieres tener todo el tiempo una protección ya que gracias a su mecanismo que puede ser manual o motorizado, tú eliges en qué momento usarlo y cual momento mejor dejarlo abajo.
En cuanto a los toldos de punto recto se caracterizan por tener dos brazos laterales que permiten hacer la extensión del toldo de manera progresiva, así puedes incluso regular la entrada de luz o abrirla toda cundo esté lloviendo, en este estilo también se pueden incluir elemento verticales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.