Cuidar nuestro peso siempre es un tema delicado, y es que a todos nos gustaría estar en nuestro peso ideal pero con la vida tan acelerada y ajetreada que llevamos pensamos que es prácticamente imposible lograrlo ya que no tenemos tiempo de ir a un gimnasio a ejercitarnos y menos pensar en hacer alguna dieta, pero para nuestra sorpresa estos dos factores no son necesarios para empezar a ver un cambio en nuestro cuerpo.

Una nutrióloga de la Secretaría de Salud, aseguró que para tener el peso que deseamos sólo debemos de aprender a distinguir cuando tenemos hambre y cuando sólo tenemos un antojo, así como cuando estamos satisfechos. Si logramos aprender esto entonces no seremos propensos a sufrir de atracones de comida que suelen ser alimentos poco saludables y que engordan.

Y es que debido al estilo de vida que lleva la mayoría de las personas es común que se coma de manera excesiva principalmente por situaciones de estrés, ansiedad, falta de sueño, tener malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física.

Uno de los mayores problemas es que el exceso de comida no es utilizado por el organismo, por lo que esto se convierte en grasa que se acumula en el cuerpo en la zona abdominal, brazos, piernas, cadera, pecho, cuello y cara.

Para evitar comer de más hay que distinguir cuando estamos satisfechos, es decir, que ya no tenemos la inmediata necesidad de comer, aunque la mayoría de las personas suele pasar por alto este momento y es lo que provoca que sigan comiendo y por lo tanto aumentando de peso.

Por eso si se quiere bajar de peso debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo y sobre todo aprender a no saturarlo, y se puede realizar con una pregunta muy sencilla y es cuestionarnos si en realidad todavía tenemos hambre o ya no es así.

Aunque puede ser un proceso lento para aprender, sin duda la práctica hará que poco a poco nos acostumbremos a comer de manera consciente y por lo tanto comamos en menores cantidades. Esto traerá grandes ventajas para nuestra salud, en primer lugar podremos ver cómo perdemos peso y además nos sentiremos más ligero, podremos descansar mejor y hasta dormir más tranquilos.

Como puedes ver los beneficios de comer sólo lo que tu cuerpo necesita son muchos, así que no esperes más y comienza a ver cambios en tu cuerpo y sobre todo en tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published.