Trabajar desde casa no está peleado con la moda ni con lucir bien, sin embargo al estar en casa es común que busquemos estar cómodas durante la jornada laboral. La situación puede complicarse un poco cuando tenemos reuniones virtuales con la cámara encendida, pues si bien no podrás trabajar en pijama, tampoco querrás usar tus outfits más elegantes.

Comodidad antes que nada

¿Quién dijo que la comodidad y el estilo no se llevan bien? Puedes usar conjuntos deportivos mujer para tu trabajo, los cuales te darán una apariencia fresca, relajada y deportiva. Además, al terminar tu jornada, podrás salir a caminar, hacer yoga, estiramientos o cualquier otro deporte que sea de tu agrado y te ayude a dejar atrás el estrés del día.

Ten a la mano un saco o blazer

Un truco para las reuniones con cámara encendida es tener a la mano una prenda que te aporte elegancia, como un saco, un blazer o incluso una mascada. Si en la empresa donde trabajas usan uniformes, póntelo para las reuniones, esto te ahorrará tiempo y lucirás siempre en sintonía con tu equipo de trabajo, especialmente si tienen reunión con un cliente: podrás lucir formal y arreglada, aunque tengas puesto tu short mujer favorito.

Zapatos bajos

Si bien al estar en tu casa podrás usar tu calzado favorito, los zapatos bajos te darán más comodidad y libertad de movimiento con tus piernas, características que suelen estar limitadas en la oficina.

Maquillaje y cabello

Si bien estos elementos no son parte del vestuario, juntos complementan tu outfit, y si bien para trabajar desde casa puedes estar sin bañarte y con chongo, esto te dará una sensación de flojera; además, puede causarte dificultades si de pronto avisan que tendrán una reunión virtual. Lo más recomendable es que mantengas tu rutina anterior: levantarte temprano, bañarte, arreglarte, de ese modo dedicarás el tiempo justo a tu trabajo, a tu persona y estarás lista en caso de una videollamada imprevista. Como consejo adicional, ten a la mano un cepillo, un lápiz labial y tu saco o blazer para que te arregles en un minuto cuando lo necesites.

No tienes que usar ropa de diseñador o acudir a la oficina para vestir con estilo, con prendas muy sencillas puedes tener una apariencia adecuada para el trabajo desde casa, pero sobre todo, que te brinde la comodidad que necesitas para toda tu jornada, así como para cumplir con otras actividades que son comunes en el hogar.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.