El Reiki es un sistema de armonización natural en el que se utiliza la energía vital universal, la cual permite el tratamiento de enfermedades o desequilibrios físicos y mentales. El monje budista japonés, Mikao Usui desarrolló esta técnica durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX, aunque él afirmó que sólo redescubrió una técnica milenaria para sanar que había sido olvidada.

La práctica del Reiki se basa en un emisor quien utilizando sus manos transmite Reiki (energía vital) a un receptor, que puede ser él mismo u otra persona, que puede estar presente o no en el espacio-tiempo circundante. Esta transmisión de energía tiene por objetivo eliminar molestias y enfermedades. Ya que el Reiki es la energía universal, el tratamiento puede dirigirse a otros seres vivos, como plantas, animales o situaciones emocionales.

Reiki es una energía inofensiva, sin efectos dañinos para nadie, es una terapia segura, eficiente y compatible con otras terapias. El método Reiki se basa en la creencia hindú de que la energía vital fluye a través de los chakras, asegurando un buen estado de salud en el organismo. Según esta creencia, el mal funcionamiento o el bloqueo de la energía en uno o varios chakras es lo que provoca o agrava el mal estado de salud, ocasionando enfermedades y trastornos físicos y/o emocionales. El proceso de sanación consiste en dirigir la energía Reiki a los chakras del enfermo para desbloquearlos y potenciar el progreso de recuperación del receptor.

Cabe destacar que el Reiki no reemplaza al tratamiento médico, su alcance es más allá del cuerpo físico. Es una terapia muy eficaz en trastornos físicos y psicológicos como la ansiedad, el estrés, insomnio, artritis, dolores de cabeza, problemas gástricos, adicciones, quimioterapias entre otros, pues actúa como un sanador de bloqueos emocionales profundos.

Cuando se aplica Reiki las personas mejoran su calidad de vida pues permiten la entrada de energías curativas, liberan sus emociones, desarrollan la conciencia, aumentan su creatividad y elevan la energía vital. Los resultados de la terapia de Reiki se ven reflejados a nivel emocional, mental y emocional.

Aunque muchas personas nieguen que las personas curen sus enfermedades por medio del Reiki no pueden negar que esta terapia permite recuperar el estado de equilibrio que produce bienestar y felicidad, con lo que la sanación más que física es espiritual, gracias al Reiki, las personas pueden afrontar la vida con un mayor equilibrio que les permite ser felices y tomar las riendas de su propia sanación.

3 responses

  1. No sabía que el Reiki podía ayudar tanto en la salud de una persona, creo que intentaré buscar a alguien que me ayude a superar mis problemas pues creo que todo tiene una raíz emocional que esta terapia podría ayudar.
    Saludos

  2. Me parece que el Reiki puede ser un buen metodo como medicina complemetaria para ayudar a mejorar en cualquier aspecto a las personas, yo se que ha ayudado a muchisima gente, y en verdad lo recomiendo.

  3. I carnitina says:

    Gracias por el comentario me parece una buena manera de probar contra esos dolores que quedan después del gimnasio, ya les contare…

Leave a Reply

Your email address will not be published.