Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

La historia de los tatuajes es algo incierta. Mientras algunos dicen que el tatuaje más antiguo data del 2000 A.C. en una momia peruana, otros dicen que viene desde egipto y otros que un cazador neolítico de hace 5300 años encontrado entre Austria e Italia es el más antiguo resto humano con indicios de tatuaje. A pesar de que en aquellos tiempos los tatuajes tenían significados diferentes, hoy en día muchos los usan con el único objetivo de adornar sus cuerpos a pesar de que existen tribus por ejemplo en Nueva Zelanda la tribu Maorí, se realizan diferentes tipos de tatuajes para demostrar su madurez y valentía.

Y no es para menos, los tatuajes se plasman por medio de procedimientos muy dolorosos que no todas las personas se creen capaces de superar, pero gracias a las diferentes técnicas de hoy en día, los tatuajes se utilizan para reconstruir partes del cuerpo que se vieron afectadas por algún accidente.

Alrededor del mundo existen personas que ya sea por un accidente o por enfermedades como el vitiligo sufren una decoloración o un cambio de color en la piel, derivando en desconfianza y angustia por parte de la víctima, pues muchas veces el maquillaje no es suficiente para ocultar las marcas. Los tatuajes han sido mal vistos por la sociedad durante mucho tiempo por distintas razones; mientras unos lo asocian con la delincuencia, otros los consideran como algo impuro que maltrata la piel y da un mal aspecto.

Basma Hameed es una mujer canadiense que después de sufrir un accidente con aceite hirviendo quedó con terribles cicatrices y marcas en la cara que la llevaron a experimentar con terapias alternativas hasta que encontró que se estaban desarrollando nuevas maneras de eliminar las marcas con tatuajes, por lo que no dudó en empezar a experimentar con ella misma hasta lograr los mejores resultados.

Poco a poco fue perfeccionando la técnica de igualado de color de piel hasta poder ofrecerla a sus pacientes para eliminar permanentemente las marcas de la cara o cualquier parte del cuerpo. Así ha recibido a cientos de pacientes que buscan una opción al maquillaje extremo diariamente, pues también acuden a ella hombres que no siempre quieren usar como opción el maquillaje.

Basma ha cambiado la vida de muchas personas y para muchas otras ha ayudado a quitar el tabú que se tiene sobre los tatuajes, pues en muchas ocasiones los mismos ayudan a que las personas cubran cicatrices que no les dejan hacer una vida tranquila.

Los invitamos a navegar en nuestro sitio para seguir leyendo consejos para la vida buena: encontrarán noticias, tips y mucho más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.