0

Estrés y diabetes, una relación estrecha

November 26th, 2015 / / categories: Salud /

Las consecuencias de padecer estrés son muchas, algunas muy conocidas y otras apenas comienzan a salir a la luz; una vez que el estrés se ha adueñado de nuestras vidas puede aunarse a otros factores y conducirnos a enfermedades graves, como la diabetes. Una mala alimentación y una vida estresante son factores de riesgo tanto para la obesidad como para la diabetes tipo 2, enfermedad que padecen casi 400 personas en el mundo.

Los malos hábitos alimenticios nos han llevado a un consumo exagerado de comida chatarra: refrescos, jugos, frituras, galletas, bollería y carbohidratos refinados en general, que a la larga afectan el metabolismo y nos hacen engordar. Aunado a la alimentación, la vida sedentaria nos conduce más rápido al sobrepeso, el consumo de cigarro y alcohol así como otras drogas, aceleran la propagación de las enfermedades.

La diabetes consiste en una elevación de la glucosa que corre por nuestra sangre; la glucosa es como la gasolina que da energía al cuerpo, necesitamos consumir carbohidratos para tener glucosa. Sin embargo un diabético no puede utilizar adecuadamente esta glucosa, lo que le dispara los niveles de azúcar en la sangre, causando los clásicos síntomas: mareos, vómitos, sed incontrolable, etc.

El incremento de glucosa puede no ser percibido pues es silencioso; pueden pasar varios años hasta que los verdaderos daños de la diabetes comiencen a aparecer. Numerosas investigaciones señalan que los individuos que desarrollaron diabetes tuvieron un acontecimiento estresante como la pérdida de empleo, la muerte de un ser querido, crisis económicas, entre otras situaciones; cuando el estrés intenso se presenta, las hormonas que controlan los niveles de glucosa (cortisol, adrenalina y hormona del crecimiento) se elevan.

La mejor forma de prevenir la diabetes es una estrategia integral que combine buenos hábitos alimenticios, hacer algún deporte, dejar de fumar (el cigarro aumenta los niveles de azúcar en la sangre) y controlar el estrés durmiendo las horas necesarias y haciendo alguna actividad relajante.

Evitar el consumo de azúcar es indispensable para prevenir la diabetes: una lata de refresco azucarado al día puede aumentar la posibilidad de padecer diabetes hasta un 22%.

Leave a Reply

Your email address will not be published.