¿Te imaginas desayunar tranquilamente en tu jardín, preparar una carne asada con tu familia, leer un libro al atardecer o disfrutar de la noche? Quizá siempre has querido hacer alguna de estas actividades pero no has podido realizarlo como quisieras debido a las inclemencias del tiempo como el calor o la lluvia.

Pero no te preocupes, en esta ocasión te presentaremos una solución para hacer tu jardín más funcional, único y con mucho estilo. Para lograrlo existen muchas soluciones relacionadas con la arquitectura textil, pero en esta entrada te presentaremos las ventajas de optar por el toldo para cubrir tu jardín.

Un toldo es la opción ideal por los beneficios de uso e instalación que ofrece. Con este tipo de cobertura no deberás preocuparte por si llueve o el sol está muy intenso porque el toldo protegerá tu jardín y tu familia

Existe una amplia variedad de toldos que puedes elegir. A continuación te presentamos los principales estilos para que elijas el que te sea más funcional y vaya mejor con tu estilo. Recuerda que también existe una amplia variedad de telas que puedas seleccionar, por lo que puedes optar por un diseño que se ajuste a tu hogar o que resalte ese lugar especial.

Tipos de toldos para jardín

Entre los tipos de toldo que puedes elegir para tu jardín se encuentran los siguientes:

-Toldos cortina: se trata de toldos que no sólo tienen una cobertura en el techo, sino como su nombre lo indica tienen forma de cortina, por lo que ofrecen una protección vertical, lo cual es ideal para momentos donde hay mucho viento o está lloviendo, así te brindará una protección extra.

-Toldos de brazos invisibles: son aquellos que se caracterizan por tener barreras extensibles que se pueden colocar en un extremo y no es necesario que se coloquen en una pared, lo cual puede resultar útil, sobre todo en espacios como jardines.

-Toldos fijos: son aquellos toldos que una vez que se colocan no pueden cerrarse, son recomendados para lugares donde se quiere tener una protección permanente y donde no haya fuertes lluvias, ya que al estar abierto no podrá protegerse en caso de una tormenta, la cual podría dañarlo.

-Toldos móviles: estos toldos se pueden abrir y cerrar cuando así se requiera, este modelo es muy práctico y es ideal para mantener el toldo resguardado en caso de lluvias fuertes o granizo. Se pone y quita cuando tú quieras, y puedes elegir entre un mecanismo manual o automático.

Como podrás ver existen muchas opciones de las cuales puedes elegir la que mejor te convenga para sacar el máximo provecho de tu jardín.

Leave a Reply

Your email address will not be published.