Si sufres de problemas de espalda, lumbares, cervicales, osteoporosis o cualquier otro asociado con la columna, y planeas comprar un colchón nuevo que te ayude a aliviar tus malestares; este artículo te ayudará a elegir qué tipo de colchón es el ideal para ti, si los colchones ortopédicos o los colchones memory foam.

Los tipos de colchón que existen en el mercado son muy variados, sin embargo, en esta ocasión, sólo trataremos los únicos dos tipos de colchones de la mayor calidad, que contrarrestan los dolores en la espalda, los cuales, están fabricados con resortes recubiertos por distintas capas de distintos materiales, o por espuma viscoelástica. Queremos dejarte en claro las cualidades de ambos para que tu decisión final de compra, sea consciente e informada, y al final no te arrepientas o quedes inconforme con lo que has adquirido.
  • Colchones Memory Foam
Están hechos de espuma viscoelástica, material que permite distribuir el peso del cuerpo sobre toda la cama, no sólo en lugares específicos como la espalda, espalda baja y hombros; siendo ésta la característica del colchón que alivia al cuerpo de la tensión acumulada de todos los días. Además, debido a sus cualidades, es un colchón que no altera el sueño de nadie, pues si se comparte la cama con alguien, el colchón imposibilitará resentir los movimientos de la otra persona, hasta el grado de no sentir su presencia.
  • Colchones Ortopédicos
También llamados terapéuticos, son colchones con “respaldo médico”, puesto que hay investigaciones y pruebas técnicas hechas previamente a la elaboración de cada uno. Estos modelos suelen ser los más caros. Suelen tener una superficie rígida, lo cual los hace muchas veces incómodos y no del gusto de todos.
La durabilidad de ambos es igualmente larga, lo único que los diferencia son los materiales con los que están elaborados. Sin embargo, cabe mencionar que el nivel de satisfacción de los clientes es mayor en el caso de los que optan por colchones memory foam, puesto que los que eligen los colchones ortopédicos, establecen que les cuesta trabajo adaptarse a su rigidez, y que incluso, presentaron dolores de espalda al comienzo, pero estos desaparecieron conforme su cuerpo se adaptó al cambio.
La solución de tus problemas de salud dependen de tu preferencia, de tu elección por las superficies suaves o las duras; aunque también tiene que ver tu peso y tu manera de dormir. Asegúrate de probar, aunque sea por un instante, los colchones antes de que decidas comprar uno, asimismo pregunta por las garantías que tienen, por si llegara a ser necesario que lo tuvieras que devolver.
¡Haz una buena compra!

Leave a Reply

Your email address will not be published.